Harry Potter y el orden de los magos

La orden del Fénix, renovada…


Digamos que de entrada después de ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’, de Alfonso Cuarón, no hay otra película mejor de esta serie. Incluso, de no ser por Cuarón y su cuchara en la sopa no me habría interesado en la serie del joven aprendiz de
mago que debe enfrentarse al mago más malo de todos. Sí, la culpa es de Cuarón.

En ‘Harry Potter y la orden del Fénix’ hay un intento por parte de David Yates de contar una historia que sea respetuosa del libro, así como una continuidad necesaria de las otra 4 películas. Tarea complicada de la que sale casi airoso por un pelito. Probablemente el libro más ambicioso de J. K. Rowling (en lo referente a la historia, cuando ya el matiz infantil está completamente abandonado) es llevado al cine con una adaptación que en momentos funciona, especialmente en las elipsis para mostrar cómo pasa el tiempo en Hogwarts durante el año de colegio… pero en otros simplemente resulta abominable.

Sí, la película es un filme de instantes, de grandes secuencias y escenas, pero otras detestables. ¿Cómo se consigue eso? Pues había que sacrificar mucho y transformar ciertos aspectos de la narrativa para llevarlo a pantalla, sin duda. ¿Esto le quita méritos a la película? No del todo, quizás los últimos 30 minutos sean los que mejor llevan la historia, con el ritmo preciso que debió tener desde el inicio. Porque el problema que se observa desde su primer plano es que aquello que es presentado en el libro como el trabajo de un mago de casi 15 años que en algún momento deberá ser poderoso (a partir de la tercera parte de la historia ya empiezan los destellos de grandeza de Harry Potter) en la película no resulta tan magistral. En realidad la primera hora de proyección es de una factura regular. Las palabras superan la imagen.

Pero es en la última media hora que ‘… La Orden del Fénix’ da un salto adelante y se asienta como un filme con su propia fuerza. Es ahí, al igual que el libro, que se libra una batalla entre los seguidores de Voldemort (¿puede existir alguien que lo interprete mejor que Ralph Finnes?) y La orden del Fénix, los magos buenos que se unieron para combatirlo cuando Voldemort era poderoso, 16 años atrás del tiempo que la película cuenta. Ese es un momento de fuerza, agresivo y bien resuelto, donde incluso Yates se da el lujo de rendirle un velado homenaje a Francis Ford Coppola en una escena de dolor para el joven Harry Potter.

Sirius Black protegiendo a Harry Potter

La historia es clara: Voldemort ha regresado, pero nadie le cree a Harry o peor al director del colegio, Albus Dumbledore. Incluso el Ministerio de Magia ve en estos comentarios una posibilidad de sedición y lo niega rotundamente. Entonces, con toda la sociedad de magos en contra, Harry deberá prepararse para enfrentar la creación de un ejército de mortífagos, y lo hará a través de la creación de su propia ‘unidad de combate’. La necesidad que tiene es evitar que Voldemort se apropie de un arma que probablemente lo convierta en un ser mucho más poderoso, un arma que no tuvo la vez anterior que sembró el terror en el mundo de los magos… un arma que quizás tenga que ver con él.

Yates llega a una serie que tiene ya personajes claros y actores seleccionados para los papeles importantes. Quizás esta ‘Harry Potter…’ sea una galería de actores que uno no pensaba encontrar en un solo filme. Gary Oldman es la propia maestría en su rol paternal/adolescente de Sirius Black, padrino de Harry, quien ve devuelto su espíritu juvenil y se transforma en la pantalla no solo en el protector del joven mago, sino en el único compinche adulto. Ralph Fiennes no merece más calificativos; el maquillaje lo transforma en el ser grotesco que es Voldemort, una mezcla entre serpiente y ‘humano’. Imelda Staunton (la excelente Vera Drake) es Dolores Umbridge, un ser detestable desde cualquier punto imaginable, quien llega a Hogwarts a ser la nueva maestra de Defensas de las Artes Oscuras. Michael Gambom es un Dumbledore fabuloso, desde que lo interpretó en ‘… el prisionero de Askaban’, luego de la muerte de Richard Harris, quien lo representó en las dos primeras películas; su tono de voz y sus silencios, un dubitativo y reflexivo personaje, portentoso en la pantalla, lo transforman en la única respuesta a todo el caos. Emma Thompson como Sybil Trelawney, la vidente del colegio, si bien su rol es reducido resulta ser uno de los instrumentos de diversión de la película. La extrañamente hermosa Helena Bonham Carter (señora de Tim Burton) como Bellatrix Lestrange, la mortífaga prima de Sirius Black, es inquietante, aunque aparece pocos minutos impresiona como ese ser que podría ser la versión oscura de la misma maldad que mueve a Dolores Umbridge, una versión que hace de su voz vehículo de su locura. David Thewlis es Remus Lupin, quien ya apareciera en la tercera historia de la saga, y quien es un actor fabuloso con papeles no tan reconocidos, como por ejemplo su rol como Paul Verlaine en la película ‘Eclipse total’, en la que Leonardo Di Caprio interpretaba a Arthur Rimbaud. Brendan Gleeson, que ha participado en cientos de filmes interesantes (como Kingdom of heaven’, ‘The Village’ y ’28 days later’), repite su rol como el profesor Moody… y cómo olvidarme del gran Alan Rickman… sinónimo de calidad actoral en todas las películas de Potter…

¿Y ‘los niños? Bueno, ya están grandes y quizás quien ha mejorado en su actuación es Rupert Grint, quien interpreta a Ron Weasley, el mejor amigo de Harry. Emma Watson y Daniel Radcliffe cumplen su papel sin ningún problema. En realidad como no se los ha visto en otros roles es muy difícil desligarlos de la imagen de los jóvenes magos. Pero si hay alguien que resulta interesante dentro del grupo de los jóvenes magos esa es Luna Lovegood, el nuevo personaje que aparece en la película, interpretada por Evanna Lynch. La excentricidad en sí misma, con un laconismo que es quizás el punto exquisito de la película.

La fotografía no deja de ser común para este tipo de películas. El universo visual ya está creado y desde que Cuarón le dio un cambio hacia lo medianamente oscuro no hay otra posibilidad. Esta vez, Yates muestra Londres, los magos volando en la capital inglesa, lo que no deja de ser una ‘vieja’ novedad. Es en la batalla del final en donde hay una mejor oportunidad de establecer los escenarios y los ambientes… insisto, el logro de la película está en la resolución de la historia.

Por eso, el orden presente es el de la continuidad, el de una historia que cuenta otro capítulo de una serie, pero que no busca reformarlo, sino serle extrañamente fiel, lo que la transforma en un filme más. Yates está confirmado para dirigir la sexta película y quizás no tenga muchas esperanzas de que haya una nueva visión sobre los libros. Hasta hoy no dejo de pensar cómo hubiera sido si Cuarón decidía mantenerse en la dirección… pero el orden es así.

La malvada Dolores Umbridge

Anuncios

8 comentarios en “Harry Potter y el orden de los magos

  1. lo único q debo comentar, en honor a la verdad, es q la vi el sábado y m quedé dormida en el cine por lo menos 30 min.
    sl2,
    fer

  2. lo único q debo comentar, en honor a la verdad, es q la vi el sábado y m quedé dormida en el cine por lo menos 30 min.
    sl2,
    fer

  3. o q no me lleven a ver Harry Potter jajaja. Debemos convocar una reunión de LITERATOS TERRORIFICOS en la capital y planear cual será nuestra postura frente a la Constituyente.
    sl2,
    fer
    pd: MENSAJE PARA EL PRESI FACHA y LA POLICIACA MINISTRA… Les recuerdo q está pendiente la elaboración del manifiesto…

  4. o q no me lleven a ver Harry Potter jajaja. Debemos convocar una reunión de LITERATOS TERRORIFICOS en la capital y planear cual será nuestra postura frente a la Constituyente.
    sl2,
    fer
    pd: MENSAJE PARA EL PRESI FACHA y LA POLICIACA MINISTRA… Les recuerdo q está pendiente la elaboración del manifiesto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s