Una provincia sui generis

Uncategorized

“Libre mercado/ defensores del libre mercado/ defensores del libre mercado/ libertad, para vivir en la miseria…”
Los Prisioneros, ‘Ultraderecha’

Hay días en los que no sé qué pensar sobre mi provincia natal y sus autoridades. Sobre todo cuando a la larga la única certeza que redunda es el hecho de saberse parte de un estado de sitio, de detención mental, que se traduce en actitudes que circundan el absurdo.

En el centro está la gente que apoya, que da vítores, que aplaude… así como el pueblo alemán le dio el triunfo a Hitler y ni pudo creer lo que había hecho una vez que se lo reveló.

Pues bueno, digamos que ahora la necesidad de establecer distancias con el modelo que quiere adoptar el Gobierno, el famoso y extrañamente denominado ‘socialismo del siglo XXI’, ha llevado a sus autoridades a proponer una consulta popular en la provincia en la que de seguro convertirá a Guayas en una territorio adalid de la lucha por las sociedades de libre mercado.

Sí, el pedido de consulta será analizado la próxima semana y si es aprobado será realizada el día que se hagan las elecciones para asambleístas, el 30 de septiembre. La figura detrás: pues el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, eje central del Partido Social Cristiano (PSC), quién gracias a los medios es la figura que ha aglutinado el rechazo al mandato del Presidente Correa.
Entonces Nebot, en una declaración sapiencial lo ha dicho todo: “La ciudadanía se ha pronunciado a favor de un cambio profundo; ahora tiene que decidir qué tipo de cambio quiere: uno que garantice bienestar y empleo”. Sí, el cambio es como él dice y en medio 8 preguntas, detalladas a continuación:

Cadena perpetua ¿Quiere usted que se castigue con cárcel de por vida a quienes cometen delitos que ocasionan la muerte de la víctima en casos de violación, robo o secuestro?

Dolarización¿Quiere usted que la moneda única y permanente siga siendo el dólar?

Autonomía ¿Quiere usted que los cantones o la provincia puedan voluntariamente convertirse en regímenes de autonomías, dentro de la unidad nacional, con derecho a dictar su propio estatuto orgánico?

Impuestos ¿Se opone usted a que se creen nuevos impuestos?
Libertades ¿Quiere usted que se garantice efectivamente el respeto a las libertades de expresión, información y prensa, y que se sancione severamente su violación?

Modelo económico ¿Quiere usted que se aumente el empleo y el bienestar, a través de la práctica de una verdadera economía social de mercado?

Agro ¿Quiere usted que se establezca una política permanente para el sector agropecuario que garantice, entre otras cosas, costo del dinero,insumos, almacenamiento y venta de sus productos a precios justos?

Aborto ¿Quiere usted que se respete el derecho a la vida desde suconcepción y se sancione el aborto?

los ideólogos de la consulta. Fuente El Comercio

Bueno, digamos que si quisiera analizar las preguntas no terminaría de escribir este texto. El problema evidente radica en que transformar en ‘vox populi, vox dei’ un problema de índole político (las diferencias entre un Alcalde lleno de prepotencia y un Presidente que hace aquello que critica) radicalizará las posturas, en el medio de una ausencia de ideología. Porque, por favor, la ideología es lo que menos preocupa en estas disputas, especialmente para la gente.

Por ejemplo, ¿bienestar y empleo en una economía social de mercado? ¿Se puede ser tan obvio para preguntar de esa manera? ¿Se puede hacer una consulta con preguntas tan retóricas? Las respuestas están implícitas señores… ¿Y si no quiero aumentar el bienestar y el empleo a través de la economía social de mercado, sino a través de un manejo controlado de los recursos, por ejemplo? ¿Una consulta es el espacio para darle validez a una ideología? ¿De eso se trata?

El problema sin duda es que la vertiente autoritaria que existe en la ciudad se vería refrendada en toda la provincia, por obra y gracia de los propios guayasenses, quienes votarían a favor de las tesis que esconden las preguntas. ¿Y eso está mal? Sí, muy mal. Un poder no puede ni siquiera insinuar o precisar que sus pensamientos deban ser los mismos de la gente que vive en su territorio… por más que se esconda detrás de un discurso de defensa de Guayaquil, como si Guayaquil se hubiera reducido a los dictámenes de sus mandos.

Por eso es que leo revista El Búho, en su última edición, y percibo con horror el texto escrito por su director, Omar Ospina, titulado “La cultura: entre el silencio y la mediocridad”. Escribe: “Pero en nuestro medio parecería necesaria la condescendencia o, al menos, el silencio. Pongo un ejemplo: en la revista No 18 nuestra colaboradora en Guayaquil, Matilde Ampuero, guayaquileña ella, por cierto, escribió una nota crítica sobre el Salón de Julio de esa ciudad, edición 2006. Es una nota dura, sin duda, pero sustentada en conceptos y criterios de la autora, quien para elaborarla visitó el Salón en varias ocasiones y se formó sus propias opiniones. Opiniones respetables que, por ello, dieron pábulo para que se le solicitara el artículo. No para censurarla o callarla.

La respuesta a ese artículo, por parte de la Dirección del Salón de Julio, no fue debatir con argumentos e inteligencia sino exigir que se le quite a la revista EL Búho el auspicio que el Municipio de Guayaquil, por decisión del señor Alcalde, le había otorgado en sus tres ediciones anteriores, con el peregrino y estúpido argumento de que aquí se “Ataca a Guayaquil”. Nada menos. O sea que una funcionaria que dirige un Salón de Pintura y está allí para administrarlo bien y someterlo al juicio del público y de la prensa especializada, se considera a sí misma “representante de Guayaquil”. Y se considera intocable”.

Y el auspicio ya no está en la revista.

Pues veo con esos mismos ojos lo que estaría a punto de aprobarse en la provincia. Cuando esa entelequia denominada Guayaquil (Guayas) se vuelve en lo único tangible para el poder, pues existe un grave problema. Sobre todo cuando se habla de representación y eso no es más que un absurdo. Pues las autoridades se deben a la gente que está en el sitio que dirigen y no a la inversa.

Por eso proponer una serie de preguntas que rayan en la ideología de los que mueven los hilos, malentendiendo la idea de la representación, me suena, ahora sí, a verdadero fascismo. Porque se trata de llevar a la gente a tomar partido en una lucha entre un poder nacional y otro local, que de nada servirá.

Sólo les faltó un pregunta: ¿Está de acuerdo con cambiar el nombre de la provincia a PSC: Provincia Social Cristiana? Y de seguro que la respuesta sería positiva… porque nadie deberá “atacar la provincia”.

una bandera que se hace respetar, dicen…

10 comentarios en “Una provincia sui generis

  1. Estoy harto de Guayaquil, aquí se dejan meter una junta cívica que no representa sino a un par de ricos, se permite en general que la forma de pensar de una clase social sea la que prevalezca, los de estratos medios asumen como suyo el discurso de las mal llamadas clases altas (ejemplo: llaman resentido social a Correa, es decir, repiten el discurso de la derecha desde la época de Allende en Chile; por esos años ya se hablaba que del paternalismo, que del resentimiento social, bla bla); se acepta sin más que los últimos lugares adonde lleguen trabajos de adecuación de calles y toda esa vaina sean los sectores populares, los que más lo necesitan; y claro, ahora que se acerca la asamblea están haciendo unos arregluitos rapiditos por ahí; no me gusta Guayaquil, no me gusta que se acepte que los parques se cierren con rejas, y que le Malecón sea un espacio privado.

    Bueno, y que se llame incivilizados a los de estratos populares, aquí se cree que quienes viven en determinados sectores son ignorantes, y vagos, se cree que son vagos, cuando son los que más se sacan la madre.

    No a la cadena perpetua, por lo menos hasta que se consigan verdaderos centros de rehabilitación, y se mejore el sistema de justicia.

    No al libre mercado.

    Que las mujeres tenga la opción del aborto, al menos en determinados casos si no en todos.

    El dolar tarde o temprano nos va a mandar al quinto infierno, la producción se va a enterrar. No descartar la futura -y tras un mediano o largo plazo- creación de una moneda sudamericana.

    en fin, que el régimen totalitario es otro, y está cerquita.

  2. Estoy harto de Guayaquil, aquí se dejan meter una junta cívica que no representa sino a un par de ricos, se permite en general que la forma de pensar de una clase social sea la que prevalezca, los de estratos medios asumen como suyo el discurso de las mal llamadas clases altas (ejemplo: llaman resentido social a Correa, es decir, repiten el discurso de la derecha desde la época de Allende en Chile; por esos años ya se hablaba que del paternalismo, que del resentimiento social, bla bla); se acepta sin más que los últimos lugares adonde lleguen trabajos de adecuación de calles y toda esa vaina sean los sectores populares, los que más lo necesitan; y claro, ahora que se acerca la asamblea están haciendo unos arregluitos rapiditos por ahí; no me gusta Guayaquil, no me gusta que se acepte que los parques se cierren con rejas, y que le Malecón sea un espacio privado.

    Bueno, y que se llame incivilizados a los de estratos populares, aquí se cree que quienes viven en determinados sectores son ignorantes, y vagos, se cree que son vagos, cuando son los que más se sacan la madre.

    No a la cadena perpetua, por lo menos hasta que se consigan verdaderos centros de rehabilitación, y se mejore el sistema de justicia.

    No al libre mercado.

    Que las mujeres tenga la opción del aborto, al menos en determinados casos si no en todos.

    El dolar tarde o temprano nos va a mandar al quinto infierno, la producción se va a enterrar. No descartar la futura -y tras un mediano o largo plazo- creación de una moneda sudamericana.

    en fin, que el régimen totalitario es otro, y está cerquita.

  3. Caracol, creo que he tovado una fibra con este post…

    Estamos de acuerdo… el totalitarismo se vive desde otra vertiente…

    Un saludo

  4. Caracol, creo que he tovado una fibra con este post…

    Estamos de acuerdo… el totalitarismo se vive desde otra vertiente…

    Un saludo

  5. es extraño lo diferente que se ve todo desde fuera… ahora que vivo en la hermosa provincia de Manabí (no cambio a Gye y al Guayas por nada) me doi cuenta de cosas que son muy obvias, ese discurso seudo portador de la verdad de Nebot (malintencionado de su parte) tiene una carga macabra, divisionismo disfrazado de “guayaquileñismo” (me da risa que acá han hecho propagandas de radio con el mismo locutor de las cuñas del municipio de guayaquil y dice: vive con civismo el manabitismo jaja)tratando de hacer creer al pais y al mundo que está al frente de una ciudad próspera y culta al más puro estilo The O.C. … y esas preguntas no se pueden responder con un simple si o no… y por el otro lado Correa y sus banderitas de EL puente ya es de todos… de risa no?

  6. es extraño lo diferente que se ve todo desde fuera… ahora que vivo en la hermosa provincia de Manabí (no cambio a Gye y al Guayas por nada) me doi cuenta de cosas que son muy obvias, ese discurso seudo portador de la verdad de Nebot (malintencionado de su parte) tiene una carga macabra, divisionismo disfrazado de “guayaquileñismo” (me da risa que acá han hecho propagandas de radio con el mismo locutor de las cuñas del municipio de guayaquil y dice: vive con civismo el manabitismo jaja)tratando de hacer creer al pais y al mundo que está al frente de una ciudad próspera y culta al más puro estilo The O.C. … y esas preguntas no se pueden responder con un simple si o no… y por el otro lado Correa y sus banderitas de EL puente ya es de todos… de risa no?

  7. No soy guayaquileño, pero desde lejos veo con orgullo el cambio en vuestra ciudad; ustedes están protestando por el totalitarismo y no esstán haciendo lo mismo?, están en contra de lo que propone el psc, no porque es malo sino por que es “ese” partido, mientras sigamos pensando así no llegaremos a ninguna parte, es hora de aunar esfuerzos, lo que vale la pena, vale, venga de donde venga, el servicio no tiene bandera, ya basta de ideologías que nos dividen, la patria nos necesita desde donde sea que vengamos o partido o movimiento en el que militemos, no miremos los colores unámosnos todos por el Ecuador, los resentimientos no nos conducen a nada. Considero, sin ser afiliado al PSC, que es la mejor opción, que el partido ha estado mal representado, sí, pero su doctrina basada en la doctrina social de la Iglesia es la que debemos seguir, solo con ésos altos valores morales podremos salir adelante, se debe retomar la ideología del partido y hacer entender que el partido no es un o unos hombres sino todos.

  8. No soy guayaquileño, pero desde lejos veo con orgullo el cambio en vuestra ciudad; ustedes están protestando por el totalitarismo y no esstán haciendo lo mismo?, están en contra de lo que propone el psc, no porque es malo sino por que es “ese” partido, mientras sigamos pensando así no llegaremos a ninguna parte, es hora de aunar esfuerzos, lo que vale la pena, vale, venga de donde venga, el servicio no tiene bandera, ya basta de ideologías que nos dividen, la patria nos necesita desde donde sea que vengamos o partido o movimiento en el que militemos, no miremos los colores unámosnos todos por el Ecuador, los resentimientos no nos conducen a nada. Considero, sin ser afiliado al PSC, que es la mejor opción, que el partido ha estado mal representado, sí, pero su doctrina basada en la doctrina social de la Iglesia es la que debemos seguir, solo con ésos altos valores morales podremos salir adelante, se debe retomar la ideología del partido y hacer entender que el partido no es un o unos hombres sino todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s