LA VIDA ES UNA MONEDA

Uncategorized

“Los días cantan la historia
del hombre al borde del hombre
los días cantan mañanas
los días no tienen miedo”.

Fito Páez, ‘La vida es una moneda’

Lyla tiene unas frases que me hacen reír, y en esos instantes la risa permite que con la boca abierta ingresen las ideas. Esa es la ventaja de las carcajadas bien experimentadas. Las ideas que se quedan y que te permiten pensar hasta la saciedad.

Así, la frase la digo luego de sus expresiones: La vida es una moneda. Me cuenta de un día de clases y de cómo le salió una explicación para sus alumnos sobre lo que es la vida y lo que en su caso debería ser la tolerancia: Existe la cara y existe el sello, pero al final de cuentas lo que se debe hacer es ver la moneda en su totalidad.

Y eso no niega la cara y el sello. Eso no impide que decidas la cara o decidas el sello. Te habla de reconocer todo, aún así si la opción fuera decidir una u otra.

La tolerancia entendida como permitir todo es un absurdo. La tolerancia comprendida como la permisividad es sin duda un desacierto. La tolerancia como un ‘dejar que todo suceda’ no puede ser vista como una opción. El ser humano posee el discernimiento necesario para escoger algo y el acto de selección involucra dejar cosas, temas o asuntos de lado por aceptar uno. La decisión es un acto humano y listo, es.

La tolerancia es ver la vida como una moneda, sin duda. La tolerancia es saber que todo hay y dentro de eso decidir lo que mejor vaya con uno y con lo que uno cree, sin ignorar que lo otro existe. Si decidir y luchar por la decisión es un asunto de intolerancia, pues supongo que los conceptos son errados.

Cuando la tolerancia mal entendida se convierte en acción, cuando se manifiesta en hechos y no solo en retórica o en discusión verbal o escrita (la máxima riqueza de una sociedad para permitir nuevos acuerdos), existe el problema, la máxima tontería de un mundo. Cuando un Presidente manda a prisión a alguien porque ‘supuestamente’ lo ha insultado u ofendido con una seña me doy cuenta de que él no puede ver la moneda, o tal vez el poder lo enceguece o quién sabe.

El autoritarismo es una reacción producto de mentes pequeñas, incapaces de ver toda la moneda, de entender lo que existe como un todo (aún así, insisto, se trata de ver el todo pero escoger lo que más le convenga… la tolerancia permite justificar muchos absurdos. Ese concepto debería desaparecer como tal… tolerancia es sacar en televisión un reportaje de una serie de jóvenes ecuatorianos que se hacen llamar ‘skinheads’ sin siquiera preguntarles: ¿Son estúpidos o se hacen? ¿Skinheads ecuatorianos, latinos?, por ejemplo. Intolerancia sería entonces saber que existen, pero no prestarles atención o generar la discusión suficiente sacar a esa gente de la ignorancia, o salir uno de la ignorancia).

imagen tomada de El Universo

“Todos somos unos fascistas”, me dijo Lyla. Y no es más que defender lo de uno y sus ideas con colmillos y garras. “Pero cuando nos vamos a la práctica, a la acción, nos transformamos en seres malévolos”. Las discusiones dentro de la moneda son lo mejor, las discusiones, frases que argumenten y permitan que las ideas se truequen entre ellas. Generar entendimiento es quizás la última posibilidad del ser humano. Pero si eso significa aceptar todo y sentir que todo está bien, pues el diálogo está de más y de seguro se puede llevar a la práctica la estupidez, y aplaudirla y sentir que, por ejemplo, “es legal y se puede hacer”; así surge aquello que va a generar a los futuros y presentes autoritarios… Quienes aprovechando este momento de la dicotomía de lo ‘políticamente correcto’ decidirán y tendrán la bandera de la última palabra sobre sí, jugando al emperador, al fuhrer, al rey…. Como sucede en el país.

La vida es una moneda, no una cara o un sello. Pero el ser debe decidir entre una u otra, y defenderlo en el campo de batalla que nos hace humanos: las ideas. Y así generar un sentido más común, una mejor vida que haga de las diversas caras y sellos una sola moneda… aunque suene a demagogia…

20 comentarios en “LA VIDA ES UNA MONEDA

  1. Si quieres ser un fascista de a de veras tienes que ser intolerante pues. Y bueno, ser tolerante tampoco significa estar abierto a las bobadas del resto.

    Si yo fuera iraní les hiciera barras a los gringos en chiquis para que vengan, occidentalicen y trapeen la casa todo lo que puedan. Porque hay que estar en contra de los peores y elegir a menos malos.

    I don’t mind and they don’t matter.

  2. Si quieres ser un fascista de a de veras tienes que ser intolerante pues. Y bueno, ser tolerante tampoco significa estar abierto a las bobadas del resto.

    Si yo fuera iraní les hiciera barras a los gringos en chiquis para que vengan, occidentalicen y trapeen la casa todo lo que puedan. Porque hay que estar en contra de los peores y elegir a menos malos.

    I don’t mind and they don’t matter.

  3. Es que la tolerancia e intolerancia se miden igual desde la propia regla, todos somos fascistas porque medimos con ella, pero cuando se empieza a querer y a aplicar el miedo para que todos midan con la de uno, ahí es que el fascismo que entiendes como “de verdad”´(el malévolo) se muestra como intolerante por su connotación represora, pero no deja de ser tolerante con otras cosas que lo conforman como fascismo… intolerante no es sinónimo de ese fascismo “malévolo”.

    Tú no eres iraní, y si lo fueras, desde tu condición de iraní seguramente tendrías otro punto de vista frente a tu propio problema… es fácil ser tolerante o intolerante con lo que verdaderamente no te afecta.

  4. Es que la tolerancia e intolerancia se miden igual desde la propia regla, todos somos fascistas porque medimos con ella, pero cuando se empieza a querer y a aplicar el miedo para que todos midan con la de uno, ahí es que el fascismo que entiendes como “de verdad”´(el malévolo) se muestra como intolerante por su connotación represora, pero no deja de ser tolerante con otras cosas que lo conforman como fascismo… intolerante no es sinónimo de ese fascismo “malévolo”.

    Tú no eres iraní, y si lo fueras, desde tu condición de iraní seguramente tendrías otro punto de vista frente a tu propio problema… es fácil ser tolerante o intolerante con lo que verdaderamente no te afecta.

  5. Terreno difícil y resbaladizo. En mi país los políticos no dudan en prometer la tolerancia esta de la que tú hablas, es decir, todo está bien y así será si me votáis a mí. La democracia tiene también sus extremos cortantes.
    Creo que, actualmente, se está haciendo un uso desmedido del concepto y, de ese modo, se está escurriendo el significado originario. Ya hay muy pocas cosas claras, pero en los casos concretos sí sabemos, casi intuitivamente, lo que es ser tolerante, lejos de las fanfarrias de políticas y usurpadores de imagen. Pero tartar de esbozar un significado general es algo que me desborda ahora mismo.

  6. Terreno difícil y resbaladizo. En mi país los políticos no dudan en prometer la tolerancia esta de la que tú hablas, es decir, todo está bien y así será si me votáis a mí. La democracia tiene también sus extremos cortantes.
    Creo que, actualmente, se está haciendo un uso desmedido del concepto y, de ese modo, se está escurriendo el significado originario. Ya hay muy pocas cosas claras, pero en los casos concretos sí sabemos, casi intuitivamente, lo que es ser tolerante, lejos de las fanfarrias de políticas y usurpadores de imagen. Pero tartar de esbozar un significado general es algo que me desborda ahora mismo.

  7. Cuando hago esa suposición asumo que soy de los iraníes que detesta esa dictadura, que sí los hay (y muchos). Aunque no lo creas, sí hay gente que sabe mejor hasta en ese tipo de países. Y siempre, siempre tiene que imponerse una regla, una tendencia en una sociedad. Incluso entre una cultura puede haber culturas diferentes pero que tengan ciertos valores afines. Cuando hay una brecha importante, tenemos problemas, y ahí sí que se debe ser intolerante.

  8. Cuando hago esa suposición asumo que soy de los iraníes que detesta esa dictadura, que sí los hay (y muchos). Aunque no lo creas, sí hay gente que sabe mejor hasta en ese tipo de países. Y siempre, siempre tiene que imponerse una regla, una tendencia en una sociedad. Incluso entre una cultura puede haber culturas diferentes pero que tengan ciertos valores afines. Cuando hay una brecha importante, tenemos problemas, y ahí sí que se debe ser intolerante.

  9. aunque eduardo dice que al contrario, hay que desechar esos conceptos, y es verdad… si se tiene la moneda en la mano no hay objeto para definirlos…

    ¿que porque tenemos problemas debemos ser intolerantes? definitivamente toma una moneda.

    no estoy de acuerdo con el sometimiento, pero tampoco con la intoleracia si el objetivo es acabar con el otro por puro fascismo… reconocer al otro no significa que te quedes sin posición frente a él, reconocerlo como otro, eso es todo.

  10. aunque eduardo dice que al contrario, hay que desechar esos conceptos, y es verdad… si se tiene la moneda en la mano no hay objeto para definirlos…

    ¿que porque tenemos problemas debemos ser intolerantes? definitivamente toma una moneda.

    no estoy de acuerdo con el sometimiento, pero tampoco con la intoleracia si el objetivo es acabar con el otro por puro fascismo… reconocer al otro no significa que te quedes sin posición frente a él, reconocerlo como otro, eso es todo.

  11. bueno estoy de acuerdo con el fondo pero no con los terminos, a mi el termino tolerancia no me gusta, porque en comunidad no nos “aguantamos” sino que nos integramos. Tolerar me trae a la cabeza la idea de que una persona es la que tiene que tolerar a la otra, sea cual sea la cara de la moneda… no se si me explico tiene una jerarquiar todo ese asunto.

    atte EDIPA
    Por otro lado, yo me tomara con mas cuidado decir que todos somos fascistas, todos somos putas y perros tambien, descubrir eso es lo de menos, es un jueguillo al ego, si me preguntan es una falta de respeto. Estoy de acuerdo de que no hay que excluir nada , ni siquiera a los skin heads, y tambien estoy de acuerdo que hay que vivir un concepto para comprenderlo. Pero la historia es la historia y el fascismo es el fascismo… la pluridad a mi no me ha traido ninguna ambiguedad las cosas pueden seguir siendo honestas.

    Pero bueno a veces es màs bacan decir que uno es fascista y escribir blogs llenos de frases bonitas…

  12. bueno estoy de acuerdo con el fondo pero no con los terminos, a mi el termino tolerancia no me gusta, porque en comunidad no nos “aguantamos” sino que nos integramos. Tolerar me trae a la cabeza la idea de que una persona es la que tiene que tolerar a la otra, sea cual sea la cara de la moneda… no se si me explico tiene una jerarquiar todo ese asunto.

    atte EDIPA
    Por otro lado, yo me tomara con mas cuidado decir que todos somos fascistas, todos somos putas y perros tambien, descubrir eso es lo de menos, es un jueguillo al ego, si me preguntan es una falta de respeto. Estoy de acuerdo de que no hay que excluir nada , ni siquiera a los skin heads, y tambien estoy de acuerdo que hay que vivir un concepto para comprenderlo. Pero la historia es la historia y el fascismo es el fascismo… la pluridad a mi no me ha traido ninguna ambiguedad las cosas pueden seguir siendo honestas.

    Pero bueno a veces es màs bacan decir que uno es fascista y escribir blogs llenos de frases bonitas…

  13. Mi querida Edipa, claro que tiene que ver la experiencia en el manejo de los conceptos… quizás por eso creo que deberíamos volver a términos más universales y humanos como el respeto al otro, al distinto, más allá de la ‘tolarancia’, que me sabe a permiso para matar y a soportar…

    Por otro lado sí creo que escondemos un pequeño dictador en cada uno de nosotros, un fascista mental (por decirlo de alguna manera), y el llevarlo al extremo de la práctica, más allá de la majestad de la discusión verbal es lo que nos ha hecho daño como raza…

    Gracias por los comentarios

  14. Mi querida Edipa, claro que tiene que ver la experiencia en el manejo de los conceptos… quizás por eso creo que deberíamos volver a términos más universales y humanos como el respeto al otro, al distinto, más allá de la ‘tolarancia’, que me sabe a permiso para matar y a soportar…

    Por otro lado sí creo que escondemos un pequeño dictador en cada uno de nosotros, un fascista mental (por decirlo de alguna manera), y el llevarlo al extremo de la práctica, más allá de la majestad de la discusión verbal es lo que nos ha hecho daño como raza…

    Gracias por los comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s