Los ‘donositos’

Uncategorized

Nuevamente el asunto de los talleres literarios aparece. El domingo pasado diario Expreso publicó una nota de María del Carmen Altuve sobre los talleres que Miguel Donoso Pareja realiza en las instalaciones del MAAC. La nota la pueden leer haciendo ‘click’ acá.

Más allá de lo escrito, la discusión se centra en la idea de si los talleres son o no fábricas o espacios para la creación de escritores. Discusión ya por estos momentos absurda, pero mantenida, sospecho por animosidades. Todo se reduce a la idea de que se crean escritores bajo molde, una continuidad de quien dirige el taller, etc…

Mi experiencia y la he referido en numerosas ocasiones en este blog, no se traduce en eso. He estado en los talleres de Miguel (incluso soy parte de la colección de libros que van a salir, el mío es el próximo) y puedo decir que ese asunto de la repetición es ridículo. El taller que he experimentado ha sido uno en el que no he visto un tallerista parecido al otro; en el que amigos se reúnen y comparten literatura (nada de eso que el grupo condiciona la escritura de los talleristas); en el que la calidad y el resultado depende de dos factores: El coordinador del taller y los mismos talleristas y si esos factores no van de la mano, simplemente no funciona para nada.

Tampoco hay que decir que los talleres son espacios de los que saldrán escritores. Repito, depende de la conjunción de esos dos elementos.

Por eso siento que es tonto el hablar constante de ‘donositos’… por eso celebro la aparición de los libros de esa colección de los talleres, y así proveer la herramienta necesaria para revisar si los escritores que aparecen de esos talleres son lo mismo, o si escriben en función de un grupo reducido de lectores.

10 comentarios en “Los ‘donositos’

  1. Como tú dices, la discusión es absurda, y sobre si salen “donositos” o no en lo referente a ciertas “animosidades”, éstas provinieron de la misma Ma. Fernanda Altuve, que tengo entendido también se ha formado en los talleres de Miguel o es cercana al grupo de talleristas. Entonces, esas animosidades vienen de un solo lado.

    Pienso que la discusión que tú llamas absurda precisamente lo es, porque parece que se desea mantener vigente un ambiente de “bandos” literarios en la ciudad que a nada llevan y peor aún sin habernos leído mutuamente, que es lo más triste.

    Saludos,
    Jorge Osinaga

  2. Como tú dices, la discusión es absurda, y sobre si salen “donositos” o no en lo referente a ciertas “animosidades”, éstas provinieron de la misma Ma. Fernanda Altuve, que tengo entendido también se ha formado en los talleres de Miguel o es cercana al grupo de talleristas. Entonces, esas animosidades vienen de un solo lado.

    Pienso que la discusión que tú llamas absurda precisamente lo es, porque parece que se desea mantener vigente un ambiente de “bandos” literarios en la ciudad que a nada llevan y peor aún sin habernos leído mutuamente, que es lo más triste.

    Saludos,
    Jorge Osinaga

  3. Que haya gente con suficientes inquietudes como para cerar un Taller literario ya me parece fabuloso. Y que existan personas interesadas en hablar, aprender o discutir sobre literatura, ya es un asunto casi utópico en una sociedad como ésta, preocupada más del consumo descontrolado y el exhibicionismo gregario que de otra cosa.
    Aquí sí que me parece acertado lo de que el fin justifica los medios. Sean como sean, bienvenidos los talleres literarios.

  4. Que haya gente con suficientes inquietudes como para cerar un Taller literario ya me parece fabuloso. Y que existan personas interesadas en hablar, aprender o discutir sobre literatura, ya es un asunto casi utópico en una sociedad como ésta, preocupada más del consumo descontrolado y el exhibicionismo gregario que de otra cosa.
    Aquí sí que me parece acertado lo de que el fin justifica los medios. Sean como sean, bienvenidos los talleres literarios.

  5. Es tan complicado que puedas volver escritores a gente talentosa solo con un par de clases. Escribir es una acto que se trata de mucha pasión y mucha experiencia. para escribir, se necesita vivir. Y encerrado es una aula no se consigue eso

  6. Es tan complicado que puedas volver escritores a gente talentosa solo con un par de clases. Escribir es una acto que se trata de mucha pasión y mucha experiencia. para escribir, se necesita vivir. Y encerrado es una aula no se consigue eso

  7. Jorge, es muy ligero decir que de la propia María del Carmen y su nota haya aparecido la animosidad.

    La discusión es abusrda no porque quiera mantener una lucha de bandos, que son inevitables y ni tú, ni yo, ni nadie puede hacer nada sobre eso… ya conocemos la naturaleza visceral del ser humano… más allá de si nos leemos o no

    Es absurda porque la discusión de la validez o no de los talleres se ha manejado, en numerosas ocasiones, desde lo pasional… A tal punto que se crean adjetivos, transformando el apellido del coordinador (hay muchos casos, no solo el de Donoso)…tú mismo lo has notado y María del Carmen también…

    Por lo que he leído, creo que ella ha intentando hacer una defensa de los talleres, hablando de las críticas que han recibido, entre otras cosas…

    Así que te invito a no dejarte llevar por esas animosidades al momento de leer, pues en ningún instante, en el artículo publicado, ni en este post, se intentó hacer referencias a bandos o peor aún meter el dedo en una llaga que no vale la pena…

    Saludos

    Eduardo

  8. Jorge, es muy ligero decir que de la propia María del Carmen y su nota haya aparecido la animosidad.

    La discusión es abusrda no porque quiera mantener una lucha de bandos, que son inevitables y ni tú, ni yo, ni nadie puede hacer nada sobre eso… ya conocemos la naturaleza visceral del ser humano… más allá de si nos leemos o no

    Es absurda porque la discusión de la validez o no de los talleres se ha manejado, en numerosas ocasiones, desde lo pasional… A tal punto que se crean adjetivos, transformando el apellido del coordinador (hay muchos casos, no solo el de Donoso)…tú mismo lo has notado y María del Carmen también…

    Por lo que he leído, creo que ella ha intentando hacer una defensa de los talleres, hablando de las críticas que han recibido, entre otras cosas…

    Así que te invito a no dejarte llevar por esas animosidades al momento de leer, pues en ningún instante, en el artículo publicado, ni en este post, se intentó hacer referencias a bandos o peor aún meter el dedo en una llaga que no vale la pena…

    Saludos

    Eduardo

  9. Ludo…

    Es un prejuicio lo que dices. Se trata simplemente de lo artesanal, nada más. Escribir es un acto que se aprende en la escuela, incluso… eso es artesanal. Y hay tantas cosas que debes ir aprendiendo conforme avanzas con esto de lo literario, se ha hecho tanto que lo mínimo es que lo conozcas…

    Es como recibir clases de guitarra. Te dan las técnicas, pero no te dicen qué, cómo o por qué tocar…

    Un abrazo

  10. Ludo…

    Es un prejuicio lo que dices. Se trata simplemente de lo artesanal, nada más. Escribir es un acto que se aprende en la escuela, incluso… eso es artesanal. Y hay tantas cosas que debes ir aprendiendo conforme avanzas con esto de lo literario, se ha hecho tanto que lo mínimo es que lo conozcas…

    Es como recibir clases de guitarra. Te dan las técnicas, pero no te dicen qué, cómo o por qué tocar…

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s