Poesía del rock

Los hermanos Howe son siameses, unidos como los siameses originales, Chang y Eng, por una franja de piel que sale de sus tórax. Comparten parte del sistema circulatorio y el hígado. Nunca fueron separados y crecieron para convertirse en estrellas de rock. Tom y Barry Howe, Tom enamorado de Lucy, Tom el compositor, el que toca la guitarra, Barry el que berrea, como si Mick Jagger y Keith Richards estuvieran pegados de nacimiento.

Tom compone ‘Doola y Dawla’, tema en el que habla de los demonios de ser uno solo dividido por dos, tema en el que habla por primera vez de Lucy a través de sus amigos imaginarios de la niñez. “Doola y Dawla viven en mis zapatos y casi nunca los veo”, canta Tom al inicio de la canción. Al final terminan siendo voces de conciencia, de una conciencia desgarrada….

La idea de la poesía del rock está presente en la película ‘Brothers in the head’, basada en la novela de Brian Aldriss, en la que un par de siameses se convierten en estrellas de rock hasta que no soportan la idea de que todos quieren un pedazo de ellos, siendo ellos incapaces de despedazarse, porque fisiológicamente están unidos, emocionalmente dependen el uno del otro. La vida es para ellos estar juntos, pues si uno muere, el otro morirá a continuación. El rock puede ser una desinfectante muestra de desdén, de desprenderte. Grenouille, el de ‘El Perfume’, se convirtió en estrella de rock al final del libro, cuando lo despedazan en pleno éxtasis.

Pues esa peli, de Keith Foulton y Louis Pepe, que supone una especie de tributo a los Hermanos Maysles y sus documentales ‘Gimme Shelter’ o ‘Beatles First American Tour’, alimenta ese espíritu por el cual el rock y su fuerza de expresión terminan siendo la última fuerza civilizadora de la humanidad (parafraseando a Robyn Hitchcock). Sí, luego del rock no hay mayor revolución que pueda convertirnos en mártires y a la vez en espectadores. El rock es el omega, en definitiva.

Así, más allá de consideraciones sobre Dylan y sus letras (que son una joya), chispazos de Lennon, letanías de Harrison o cualquier intención de Morrisey… en el rock está el camino de expresión pura, llana, motriz y hasta emotiva. Desde lo existencial (“It’s hard to be a man/ living in a garbage can”, como canta Lou Reed), lo absurdo de la rebeldía (“… don’t know what I want but I know how to get it…”, de los Sex Pistols), el dolor en sí mismo (“I miss the comfort in being sad…”, como cantaba Kurt Cobain), y hasta lo inexplicable de las respuestas (“… but what can I do? Am the only thing I really have… at all”, Chris Cornell en sus intentos solistas)… en el rock está todo, en el rock está por escribirse todo.

Y quizás el cierre que llega a la perfección de la película que vi ayer es lo que Leo García canta en ‘Poesía del rock’: “Estuve solo en nuestro amor, estuve solo/ como comido por la sal del sol/ igual que el perro de Iggy Pop/ y no estoy tan solo ahora estando solo/ sentía amor y no sentía nada/ la mente, el corazón, el alma/ todas mentiras de poesía del rock…/ Estuve solo en nuestro amor, estuve solo/ cegado por la paz de algún milagro/ fiel extranjero de la banda Doors…”

Anuncios

4 comentarios en “Poesía del rock

  1. Y que te olvidas de música gloriosa. Te olvidas a Waits y su blues salido de una botella de mal alcohol. O de Maynard James Keenan y el surrealimos tecnologico de Tool.

    Gran post oiga. Le llegó mi mail?? Perdon, es que que estaba co el telefono dañado

  2. Y que te olvidas de música gloriosa. Te olvidas a Waits y su blues salido de una botella de mal alcohol. O de Maynard James Keenan y el surrealimos tecnologico de Tool.

    Gran post oiga. Le llegó mi mail?? Perdon, es que que estaba co el telefono dañado

  3. No sabía que habían hecho una peli de ese libro, el importante factor de la tercera cabeza, en el hombro izquierdo de los siameses, se me hacía un poco problemático para trasladarlo al cine, supongo que prescidieron de él… o no? Ándale, me has dejado con curiosidad. Al final el libro era sobre tener posesión de sus propios pedazos, y el rock es ametrallar con los pedazos que uno ya no quiere dentro. Saludos, pana.

  4. No sabía que habían hecho una peli de ese libro, el importante factor de la tercera cabeza, en el hombro izquierdo de los siameses, se me hacía un poco problemático para trasladarlo al cine, supongo que prescidieron de él… o no? Ándale, me has dejado con curiosidad. Al final el libro era sobre tener posesión de sus propios pedazos, y el rock es ametrallar con los pedazos que uno ya no quiere dentro. Saludos, pana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s