Cuando el yogur se te sube a la cabeza

A veces me da la impresión que no existe una verdadera intención de ser crítico, sino únicamente dejarte llevar por la sensación de espectacularidad que hay detrás de las cosas que se ven por la calle.


La publicidad en ese sentido no deja de ser la herramienta de la estupidez y de la insignificancia. Me da risa cuando veo a ‘creativos publicitarios’ llevando como bandera y orgullo la idea de que son ‘creativos’ y después de ellos no hay nada. Bueno, qué se puede decir de eso, nada más que reír. Y en otros casos llorar.

Esa campaña denominada ‘Hazte famoso con Toni’ es sin duda la puesta en escena de la espectacularidad. Darle a la gente el circo necesario para que cumpla su sueño de fama y así, cientos de carteles colocados en diferentes partes del país con la cara del presentador deportivo Andrés Gushmer (como muñeco de ventrílocuo) marcan el evidente desastre que ha significado la espectacularidad en la vida. Como si el valor de por sí sea tener tus quince nanosegundos de fama.

Pero partamos de algo. ¿La fama sólo por enviar un video y decir cómo ha sido tu experiencia por tomar yogur Toni? La insignificancia de la premisa es obvia, además de falaz. Ser famoso no me suena a aparecer en televisión. Pero a muchos sí que significará eso, sobre todo a los creativos, encargados de la cuenta y directivos de Toni, a quienes de seguro se les subió el yogur a la cabeza. Ya enviaré un video diciendo: “Luego de tomar yogur Toni no puedo coordinar bien mis ideas y movimientos”.

En el espacio vacío llénelo con la gente que manda sus videos… ilusos

Me dirán que lo único que ha hecho la campaña es aprovechar esta época de ‘explosión farandulera’ y presentar un proyecto en el que la gente participe directamente. Sí, eso es. A la vez que el cómplice del crimen también es culpable del mismo, así que no me vengan con excusas. Una propuesta que se basa en lo vacuo y absurdo como puede ser ‘la fama’, y presentarla como valor, nos debería hacer sentir miserables y pensar “qué demonios está pasando”.

Señoras y señores es una estupidez eso de hacerte famoso enviando un video y lo peor de todo es que serán los costeños (los monos) quienes más envíen los susodichos. Entonces, que viva el espectáculo y lo ridículo. Todos a comprar productor Toni. Corran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s